miércoles, 1 de diciembre de 2010

Los impuestos en la colonia

los impuestos, fueron creados, dependiendo de las necesidades que iban surgiendo en un momento dado.

La Avería: era un impuesto de aduana que gravaba los productos que venían España a la colonia, o viceversa.

La Media Anata: era un impuesto que los empleados debían de pagar el primer año de trabajo, debían de pagarle la mitad de lo que ganaran a la corona.

La Alcabala: gravaba la venta de muebles e inmuebles.

El Quinto Real: los mineros Debian pagarlo por el oro obtenido.

Impuesto de la Armada de Barlovento: gravaba el consumo de artículos escenciales.

Los valimentos: la corona se apropiaba los sueldos de los empleados.

Gracias del sacar: debían de dar un tributo a la corona, en agradecimiento por lo que se les había otorgado.

El Diezmo: gravamen sobre los vegetales y las crías de los animales, este era destinado a la iglesia.

La Mesada Eclesiástica: era un impuesto que tenían que pagar los miembros del clero, de una duodécima parte de lo recaudado en todo el año.

Los Espolios: eran los bienes que quedaban al morir los arzobispos, y que pasaban a la corona.

Las vacantes mayores: renta recibida por la corona, mientras se hacia la sucesión de un prelado muerto.

Los Estancos: consistía en que la corona decidía que debía ser el el único comprador y el único vendedor de un producto determinado, esto lo hacía para controlar la venta de este, y para aprovechar las ganancias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada